¿Cómo debe comportarse una bicicleta ante un paso de cebra?

Iniciado por Abe, 19 de Abril 2015 a las 17:16

« anterior - próximo »

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Abe

fuente: El Diario Montañés
http://www.eldiariomontanes.es/sociedad/201504/18/como-debe-comportarse-bicicleta-20150417135810.html

¿Cómo debe comportarse una bicicleta ante un paso de cebra?


La ley no es quizá todo lo clara que debería sobre una maniobra que está "completamente prohibida" y que fue clave en la muerte el pasado miércoles de una mujer arrollada en Vitoria




Sergio Eguía
18 abril 201516:50

¿Puede un ciudadano montado en una bicicleta cruzar un paso de cebra en una ciudad con la misma preferencia que un peatón? La pregunta se la hacen muchos ciudadanos después de que un supuesto similar terminara con el fallecimiento de una mujer de 47 años el pasado miércoles, al ser arrollada por un turismo cuando cruzaba de esa manera en Vitoria. ¿Tenía preferencia? ¿Hay que bajarse de la bici para cruzar con todas las garantías? Ojalá fuera tan fácil saberlo, pero los textos que regulan la convivencia entre los vehículos a motor, bicicletas y peatones en las ciudades no son tan nítidos como para dar una respuesta rápida.

El texto básico que tiene que alumbrar el comportamiento en la vía pública es el Reglamento General de Circulación (RGC). Lógicamente, en su mayor extensión se refiere a los vehículos de motor, aunque dedica también un capítulo a los peatones. Hasta hay sitio para los animales. Pero de las bicicletas poco dice. Se aborda las prioridades generales de paso de los ciclistas en un cruce (art. 64), sin embargo, respecto a las zonas peatonales, donde surgen la mayoria de los conflictos de los ciclistas, se limita a recordar la prohibición general a todo tipo de vehículos de acceder a ellas.

La bicicleta es, sin duda, un vehículo. No importa las salvedades que impongan las ordenanzas locales que luego se abordarán respecto a las zonas concretas por las que puede transitar. Y, desde luego, una bicicleta no es un peatón. "En ningún caso, salvo que el ciclista, pie a tierra, arrastre la máquina con sus manos", coinciden las fuentes consultadas. Así que a lo que el Reglamento General de Circulación respecta, la bici es como un coche. "No puede ni tocar una acera, debe ir siempre por la calzada y bajo ninguna circunstancia podrá cruzar la calzada, por ejemplo, por un paso de peatones", agregan. Tampoco sería lógico que un coche lo hiciera. La única forma correcta de que un ciclista pase a la acera contraria (si no existe un paso para ciclistas) es bajarse y hacerlo andando. De hecho, se contemplan sanciones de hasta 200 euros para los vehículos que invaden espacios peatonales. Y un paso de cebra lo es.

Pasos a pie y en bici


Claro que muy habitualmente ni los conductores, ni los viandantes distinguen correctamente entre los pasos para peatones y los pasos para ciclistas, donde la bicicleta manda sobre todos los demás. Son dos cosas diferentes como define el artículo 168 del RGC en sus apartados C y D:

"c) Marca de paso para peatones. Una serie de líneas de gran anchura, dispuestas sobre el pavimento de la calzada en bandas paralelas al eje de ésta y que forman un conjunto transversal a la calzada, indica un paso para peatones, donde los conductores de vehículos o animales deben dejarles paso. No podrán utilizarse líneas de otros colores que alternen con las blancas.

d) Marca de paso para ciclistas. Una marca consistente en dos líneas transversales discontinuas y paralelas sobre la calzada indica un paso para ciclistas, donde éstos tienen preferencia."

Solucionado lo general hay que mirar a lo particular. Y es que el RGC no explica demasiado sobre el tráfico de los vehículos a pedales porque la ley espera que sea desarrolldo por ordenanzas municipales. La de Vitoria, sin ir más lejos, fue largamente debatida, testada y motivó controversia por los límites horarios que impone para permitir el paso de los ciclos por las zonas peatonales del centro de la ciudad. En la capital alavesa se puede ir por aceras anchas y por zonas del centro en determinadas horas, pero ¿qué dice de los pasos de peatones?

Áreas peatonales


Es el artículo 10 de la ordenanza el que define las áreas peatonales como "aquellas calles o vías urbanas en las que la Administración Municipal ha establecido la prohibición total o parcial de la circulación rodada y el estacionamiento de todos o algunos vehículos". En su punto 4 explica que "La circulación de bicicletas, ciclos, patines y similares por aceras y áreas peatonales se regulará de acuerdo con lo dispuesto en el Capítulo III del Título I de esta ordenanza". Pues vamos allá.

El capítulo tercero, según su artículo 20, tiene por objeto "regular las principales normas relativas a la circulación de las bicicletas, ciclos, patines y similares. En todo lo no regulado en este título será de aplicación lo dispuesto en la normativa vigente respecto a los vehículos de motor". Los siguientes epígrafes abordan la circulación por las vías ciclistas y por la calzada y es en el punto 23 en el que aparecen los 'espacios peatonales', donde como norma general se prohibe la circulación de bicicletas.

"Artículo 23: Circulación por espacios peatonales (a efectos de esta ordenanza: aceras, paseos plazas y áreas peatonales)

23.1.- Como norma general, se prohíbe la circulación de ciclos y bicicletas por espacios peatonales. No obstante, se permitirá de forma excepcional en los siguientes casos:

-Por algunos espacios peatonales, en ciertas franjas horarias de permisividad, cuya relación se establecerá por Decreto de Alcaldía, de acuerdo a criterios de seguridad y compatibilidad con la movilidad peatonal y la calidad estancial del espacio público.

-Fuera de estos espacios, por el resto de espacios peatonales con más de 3 metros de anchura libre de obstáculos, salvo que en la calle exista una vía ciclista, la velocidad de circulación esté limitada a 30 Km/h o menor o esté señalizada como calle residencial con la señal regulada en el artículo 159 del Reglamento General de Circulación.

-Cuando el o la ciclista sea una persona menor de 14 años. En tal caso, una o más personas adultas podrán acompañarla.

-Cuando quien conduzca el ciclo sea una persona con movilidad reducida. En tal caso, una o más personas podrán acompañar a la persona con movilidad reducida.

-En todo caso la autorización para circular por espacios peatonales estará condicionada a que la densidad peatonal permita al o a la ciclista respetar la prioridad de quien se desplaza a pie y a que sea posible la circulación en bicicleta sin hacer quiebros o maniobras bruscas".

Y claro, con semejante lista de excepciones volvemos a la casilla de salida. Si los menores de 14 años pueden ir por una zona peatonal, ¿Pueden los niños cruzar la calzada por un paso de peatones como si de una acera se tratara? La lógica dicta que no. La recomendación de las autoridades para cualquier caso es "echar el pie a tierra y, como cualquier peatón extremar las precauciones y cruzar solo después de que los automóviles se hayan detenido". Poco importa de quien sea la culpa cuando las consecuencias de un siniestro son irremediables.
ante una emergencia llama al 112